Mostrando 1–12 de 68 resultados

1 of 6

Detectores de incendio y humos

Detectores de incendio y humo

Detector de temperatura

Un detector de temperatura es un equipo que se encarga de emitir una señal de alarma sólo y exclusivamente por aumentos de temperatura en la sala o zona a proteger.

La superficie a proteger por este tipo de detectores suele ser de unos 30 m2 y con una altura máxima de 7 metros. De todas maneras, debemos consultar el manual de instrucciones del fabricante para saber las especificaciones individuales de cada uno.

Este tipo de detectores pueden ser:

  • Detector de calor fijo: El detector activará una señal de alarma cuando la temperatura para la que está programado el detector se supera. Es decir, si el detector tiene un umbral de temperatura de 57ºC, emitirá una señal de alarma superados los 57º.
  • Detector termovelocimétrico: El detector activará una señal de alarma en la central cuando exista un aumento de temperatura en un intervalo corto de tiempo. Según el fabricante, los aumentos de temperatura que se produzcan, por ejemplo, antes de un minuto, si son excesivos harán saltar la señal de alarma.

Normativa detectores de temperatura

Para los detectores de temperatura, se aplicará la norma UNE EN-54 en sistemas de detección y alarma de incendios. Concretamente, se aplicará la UNE EN-54-5 para detectores de temperatura.

Detector óptico de humo

Un detector óptico de humos es un equipo que emite una señal de alarma ante la presencia de humo en la zona de riesgo de incendios que protege.

La superficie a proteger por este tipo de detectores pueden ser unos 60 m2 y 7 metros de altura. Según el fabricante, puede haber diferentes características, hay que consultar el manual de cada tipo de detector para saber con exáctitud los metros cuadrados que puede proteger.

El funcionamiento de este tipo de detectores se debe a que al humo interrumpe un sistema óptico dentro del detector que hace saltar la alarma, normalmente por difusión o absorción de la luz

Existen varios tipos de detectores ópticos de humos:

  • Detector de rayo infrarrojo: La presencia de humo interrimpe el haz infrarrojo entre un emisor y un receptor, por lo que la señal de alarma se activará en ese caso.
  • Detector tipo puntual: El emisor y el receptor están en la misma cámara del detector, sin embargo, el haz que emite el emisor no apunta al receptor. Ese estado de reposo permite al detector estar sin activar. Lo que ocurre en este caso es que la presencia de humo produce una refracción de en las partículas de humo que chocan con el receptor, provocando entonces una señal de alarma.
  • Detector de láser: La presencia de humo provoca que la cámara se oscurezca y se interrumpa la luz entre el emisor y el receptor. Esta acción provoca la activación de la alarma.

Normativa detectores ópticos de humo

En el caso de detectores de humo aplicaremos la UNE EN-54, y en su caso específico, la UNE EN-54-7 para detectores de humos.

Mostrando 1–12 de 68 resultados